Ruta por la Cerdaña en Autocaravana

person Publicado por: Telva Somoza list En: Noticias En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 325

La naturaleza nos hace libres y poder vivirla en su máximo esplendor es algo que nos sirve, también, para nuestro día a día. Hoy queremos que nos acompañéis, en esta ruta que hemos preparado, a la Cerdaña.

La naturaleza nos hace libres y poder vivirla en su máximo esplendor es algo que nos sirve, también, para nuestro día a día. Es una manera muy útil de desconectar de la rutina y la tenemos al alcance de la mano. Hoy queremos que nos acompañéis, en esta ruta que hemos preparado, a la Cerdaña.

Fontanals-de-Cerdanya-1024x734.jpg

Se trata de un territorio que ‘admite’ turismo durante todo el año, siendo el ocio de aventuras y de relax el que más demanda tiene. Así que en ello nos centraremos. Pero primero, como no puede ser de otra manera, pasaremos por Anoia Caravanas para alquilar una caravana o autocaravana y, desde ahí, saldremos dirección nuestro destino. La ruta nos llevará tan solo unas 2 horas de camino: https://goo.gl/maps/C1jLfZSQ53N2

DORMIR ES LO PRIMERO

Una vez allí, identificaremos dónde pasar las noches. En la calle Jacint Verdaguer 22 de Puigcerdà hay un parking público al aire libre en el que es muy habitual ver autocaravanas pernoctando. No hay servicios pero es muy cercano al centro, además de muy tranquilo. En el 1 de la Place de l’Hostellerie Cerdane, en Bourg-Madame tenemos otro parking básico, muy tranquilo pero sin servicios, aunque se encuentra a 2 minutos de cualquier tienda necesaria y de un parque infantil, además de dar la opción de pasear a lo largo del Río Segre. En el 225P Plaza Pla Parcial Sup, en Puigcerdà, también podemos pernoctar. Se trata de un aparcamiento tranquilo y con muchas plazas, además de contar con una zona verde cercana.

Ya con el asunto de dónde pasar la noche resuelto, nos centraremos en las actividades que podemos llevar a cabo. Lo primero que podemos hacer es ir a Llo, a relajarnos en los baños termales. Ahí nos podemos hacer tratamientos corporales y faciales, además de disfrutar de las aguas calientas sulfurosas de los Pirineos. Una opción parecida son los Bains de Saint Thomas o el EcoResort & Spa de la Cerdaña, en Prullans. En Lles de Cerdanya, y ya empezando con el ejercicio, podríamos visitar el Estany de l’Orri y el Refugi del Pradell, en un recorrido de dificultad media. En invierno la excursión se hace con raquetas de nieve, así que la aventura es aún más emocionante.

Si vamos con los pequeños de la casa, además de esquiar en La Molina o La Masella en invierno, podemos visitar el parque de animales de Les Angles, el parque de juegos de La Molina o hacer una excursión a Les Bulloses, además de barranquismo en la Cerdaña. El running, las rutas en bicicleta o la escalada son otras actividades destacadas que este rincón que pertenece tanto a Cataluña como a Francia ofrece.

GASTRONOMÍA DE CALIDAD

Pero.. ¿y dónde comemos? Pues muy fácil. Porqué tras visitar los pueblos que conforman la Cerdaña, tales como Llívia, Bellver o Puigcerdà, encantadores y con alma de montaña, nos esperan Ca la Núria, Can Ventura, Das 1219 o la Pizzeria de Llívia.

En el primero, que podemos encontrar en Puigcerdà o Bellver, disfrutaremos de cocina de mercado del Pirineo. Os recomendamos especialmente el plato de temporada, que ahora son Vierias con espuma de patata. El segundo, Can Ventura, nos ofrece un ambiente acogedor y una carta plagada de platos de nueva cocina. En Das se encuentra el Das 1219, que es la altura por encima del nivel del mar a la que se encuentra este pueblo. El proveedor local y el producto de temporada son las claves de la carta de este local, además de su bodega. Y para terminar, la pizzería de Llívia no engaña y nos permitirá disfrutar de este efectivo plato de la cocina italiana.

Pero no solo de deporte viviremos. La Cerdaña es un emplazamiento con una gran carga cultural. Del siglo XV encontramos, en Puigcerdà, la Iglesia de Sant Domènec. Se trata de un santuario restaurado y en buen estado.

Tres siglos antes, en Guils de Cerdaña, se construía la Iglesia de Sant Esteve de Guils tal y cómo la conocemos ahora. Un templo con historia, como la que podemos encontrar en los diferentes museos de la zona. El Museu Cerdà, en Puigcerdà, dispone de diferentes espacios, además de exposiciones permanentes y temporales. En Llívia encontramos el Museu de Llívia y la Farmacia Esteva, datada del 1594 y considerada la más antigua de Europa. Cerró en 1926 y la Diputació de Girona se comprometió a mantenerla. En Das tenemos otro museo en el que podemos ver, a través de sus 6 salas, cómo se ha desarrollado esta población a lo largo de su historia. Cuáles son las bases de su evolución nos permitirá conocer, también, cuál es el motor económico del pueblo.

La aventura sobre ruedas les espera, solo pueden disfrutarla y aprovechar el espacio en el que nos encontramos y que nos permite descubrir constantemente nuestro propio país.

 

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre