Historia y presente en el Tarragonès

person Publicado por: Adrià Jiménez list En: Noticias En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 194

En 1936 el Campo de Tarragona quedó dividido en tres comarcas. Una de ellas fue el Tarragonés, entre el Baix Penedès, l’Alt Camp y el Baix Camp. Cuenta con 22 municipios y la capital es Tarragona, así que ahí nos dirigiremos.

Lo primero que haremos será visitar Anoia Caravanes para encontrar el vehículo perfecto para esta aventura. En poco más de una hora llegaremos a Tarragona (hyperurl.co/6hun5z).

Habiendo llegado ya sabéis qué toca. Buscaremos donde pasar las noches. En la autopista del Mediterráneo encontramos el área de servicio del Mèdol, que te ofrece la posibilidad de vaciar aguas grises y llenar de agua el depósito. En la Avinguda de l’Alcalde Pere Molas 36 tenemos un parking cerca de Port Aventura. A pesar de la cercanía con la vía del tren, no hay problemas de ruido. Puede que no sea el más bonito que os hemos recomendado pero es un sitio tranquilo en el que pernoctar. La tercera propuesta está en la calle Aneto de Roda de Berà y se trata de un área privado, tranquila y sombreada. A 200 metros tenemos la playa y está abierto los 365 días del año. Tiene todos los servicios que puedes desear y se hablan maravillas del gerente. Por último, el parking de la N-340 en el que hay 220 plazas de zona naranja y aparcar el fin de semana es gratis. Éstas se suman a las 65 existentes en el Passeig de la Independència. O lo que es lo mismo, hay sitio de sobras para pasar las noches.

Ahora que ya estamos instalados y sabemos dónde pasaremos la noche, vamos a movernos. Podríamos empezar conociendo el Parc Natural dels Ports, un macizo que se adentra desde las Terres de l’Ebre hasta Teruel y Castellón. Se trata de un refugio con una fauna y flora muy ricas. Otra opción es la Laguna de l’Encanyissada, la laguna más grande del Delta. Se puede dar toda la vuelta por tramos de carretera asfaltada, y otros trozos sin asfaltar, en un recorrido que varía entre los 12 y 18 kms.
Otro de los MUST es el Pont del Diable, un fragmento de la larga canalización para traer agua desde el rió Francolí. Se construyó en el siglo I con grandes sillares que forman una doble línea de arcadas. El agua era conducida más de 10 quilómetros a través de distintas canalizaciones y acueductos de varias medidas.

Y es que el Tarragonès, que tiene la capital en Tarragona, como hemos comentado antes, tiene su historia. Tarraco fue una antigua ciudad romana que, durante el Imperio romano, fue una de las principales ciudades de Hispania y capital de la provincia romana Hispania Citerior. En el año 2000 el conjunto arqueológico de Tarraco fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Hablamos de una ciudad fundada en el siglo III a. C. y que desapareció en el año 476 d. C. Posiblemente, el edificio más conocido es el anfiteatro, que fue construido encima del circo. También es conocido el acueducto, de 217 metros de largo y hasta 27 de altura.

Relajémonos. El Tarragonès es una zona playera y, como tal, ir a refrescarse o tomar el sol es prácticamente obligatorio. La playa de Comarruga es una de las tres que están situadas en el Vendrell. Aguas tranquilas, arena dorada y fina… 2.300 metros de longitud de playa para disfrutarla a vuestro antojo.
Otra zona de buenas playas es Cambrils, con más de 10 kilómetros de playas de arena fina. Vilafortuny, Cavet, Cap de Sant Pere, El Dorado… son solo algunas de ellas. Cualquiera va a satisfacer nuestras expectativas.

Porque al final, el objetivo es disfrutar. Y si estamos en Tarragona, disfrutar se escribe con P de Portaventura, uno de los parques temáticos más emblemáticos de Europa, un destino perfecto para una escapada en familia, con atracciones, espectáculos, restaurantes, tiendas, 6 mundos diferentes y hoteles tematizados. Pero es que no necesita presentación.

Y antes de ir a comer, dos paradas más. La primera en la Mina Eugènia, en las Minas de Bellmunt del Priorat. 20 niveles subterráneos que llegan hasta los 620 metros de profundidad y unos 15kms de galerías. Un recorrido que nos mostrará la importancia de la minería en la vida del siglo XX.
Y de los subterráneos al cielo. AstroPrades es un proyecto centrado en el astroturismo, la protección del entorno natural de la región y el impulso del Parque Astronómico de las Montañas de Prades. Si entráis en su página web veréis la cantidad de actividades que tienen programadas para descubrir y, por qué no, soñar.

Ahora sí, el hambre nos puede. Primera opción: Restaurante Arcs. Se trata de un establecimiento alojado en un retal de historia bien guardado, un edificio que data de 1350 y conserva 8 arcadas góticas en perfecto estado. Cuenta con una cocina entre la tradición y la modernidad, actualizando las recetas tradicionales con innovación y frescura.

Gastronomía con alma mediterránea como punto de partida. Cocina tradicional con creatividad y calidad. Ambiente acogedor y Román, el propietario, aconsejándonos platos para degustar. Así es La Caleta. Recomendadísimo. Como recomendado es, también, el Racó de l’Abat, que cuenta con un menú de 15€  muy variado en un local muy acogedor. Destacaremos el trato del personal por su amabilidad.

Con las pilas recargadas cogeremos la bicicleta para hacer cualquiera de las distintas rutas que tenemos por Sant Carles de la Ràpita. Hay una gran variedad de posibilidades, con más o menos recorrido, más o menos dificultad… Podemos elegir.
Como podemos elegir dejar a un lado la bicicleta y optar por el barranquismo, el buceo, el snorkel, el paddle surf, el kayak o el diving. Incluso también el parapente. Las posibilidades son infinitas.

Como infinitas son las visitas culturales que podemos llevar a cabo. La Catedral de Santa Tecla de Tarragona, de estilo gótico temprano, el Acueducto de las Ferreres, que traía el agua del río Gaià, la Muralla de Tarragona, de origen romano y que rodea el casco antiguo de la ciudad, el Castillo de Tamarit, de estilo románico y situado sobre un promontorio a orillas del Mediterráneo, la Casa Castellarnau, del siglo XV y que conserva estructuras arquitectónicas de diferentes épocas, el Museu Pau Casals o, por último, el Museu de la Vida Rural. Qué rápido se dice y cuánta historia guardan todos estos ejemplos de monumentos o museos que os proponemos.

Descubrir el Tarragonès a bordo de nuestra autocaravana o caravana es lo que nos permite tener esa libertad de escoger, no solo dónde, sino que también cuándo y cómo.

 

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre