¿Conocéis el Montsià?

person Publicado por: Adrià Jiménez list En: Noticias En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 72

Para esta ruta viajaremos al Montsià, una comarca litoral de Catalunya que pertenece a la provincia de Tarragona. Con capital en Amposta, su economía se basa en el sector primario, principalmente la agricultura y, sobre todo, el cultivo de arroz, aunque también los cítricos y cultivos típicos mediterráneos. De hecho Amposta tiene diversos puntos de interés, como puede ser el Puente Colgante, el Museo de les Terres de l’Ebre, la Torre de la Candela…

Ya sabéis lo que toca. Lo primero será ir a recoger a Anoia Caravanes nuestra caravana o autocaravana de alquiler para poder comenzar nuestro viaje. Esta aventura nos llevará hasta Amposta en aproximadamente 2 horas de ruta (hyperurl.co/cyrhd5).

Ya en Amposta, lo primero que haremos será buscar sitio para pasar la noche. En el número 7E de la calle Francia de Amposta hay un parking público con mucho espacio para poder pernoctar. También en Amposta, 20 TV-3405, tenemos un aparcamiento cerca del río Ebro que destaca por su tranquilidad. También hay sombras, bancos y papeleras, además de la compañía de los ciclistas que recorren el camino durante el día. Seguimos, y terminamos, en Amposta, en la calle Ebre. Un buen sitio para dormir, tranquilo y espacioso. Con baños públicos abiertos de 9 a 18h, y con un restaurante cerca en el que podemos comprar algo. Además está la posibilidad de hacer distintas actividades como montar a caballo o incluso alquilar bicicletas.

¿Empezamos?


Arrancaremos con la visita al Parc Natural dels Ports, un macizo calcáreo de relieve escarpado y abrupto que se nos presenta como un espacio natural y lleno de vida salvaje. Hablando de naturaleza, MonNatura Delta está situado en la parte inferior de la lengua del Delta del Ebro, en  un paisaje de arrozales y lagunas muy característico de la zona. Otro paraje natural muy recomendable es la Balsa de la Encanyissada, entre Amposta y Sant Carles de la Ràpita. Tiene 879 hectáreas y está declarada Reserva Nacional de Caza. Su nombre proviene del perímetro vegetal que la rodea, alimento y punto de nidificación de muchas especies de pájaros.

Seguimos nuestra ruta conociendo de cerca el Parque Arqueológico de la Carrova, situado en el borde de l’Eix de l’Ebre, y que permite visitar dos monumentos relevantes de la zona: Por un lado, los restos de una importante villa romana que estuvo activa entre los siglos I aC y V dC y, por otro, la torre de vigilancia del Ebro, que data del s.XIV. Restaurada y habilitada para la visita, desde su azotea se observa una magnífica panorámica del río y su valle.
Otra opción sería visitar el castillo de Ulldecona, una fortificación que, probablemente, fue primitivamente árabe. Actualmente consta de un recinto doblemente amurallado y una torre redonda. También hay otra torre de planta cuadrangular, construida por la Orden del Hospital. Cuenta con una iglesia y ruinas de otras dos torres y construcciones ya desaparecidas.

En este mismo sentido, en Amposta tenemos un castillo que, en la actualidad, es un recinto arqueológico declarado bien cultural de interés nacional. Se trata de una fortificación citada por primera vez en 1097 y que pasó a manos de la Orden del Hospital Sant Joan de Jersualem el año 1149. Para terminar con los restos arqueológicos, la Torre de Sant Joan, en Poble Nou del Delta, es una antigua torre de defensa construida el año 1576 para defenderse de los ataques piratas. El estado de conservación de la torre es deficiente pero su estructura es claramente visible.

Si optamos por entornos naturales, els Ullarls de Baltasar son indispensables. Son una zona de surgencias permanentes de agua dulce, entre huertos y arrozales y rodeados de canales naturales, se pueden observar tortugas, ranas y aves características de este espacio.
También tenemos la opción de desplazarnos hasta Sant Carles de la Ràpita y sus más de 20kms de playas de arena fina y aguas tranquilas. Nos podremos relajar al sol, disfrutar del agua salada con la familia y refrescarnos dándonos un chapuzón.

Hora de comer. La primera opción que os damos es el Antic Molí, donde podemos probar los menús degustación de la cocina de autor de Vicent Guimerà. Se trata de un menú que se divide en 4 y que nos permite conocer un total de 29 creaciones fugaces donde destaca el producto ecológico y kilómetro cero, de alta calidad, junto con el atrevimiento y la profundiad de sabor. En Les Moles se definen por la PTD: Proximidad, Técnica y Diversión. Sacar el máximo provecho de la zona en la que se encuentran, con la facilidad para obtener el mejor producto, es una de las marcas características de Les Moles. El producto de calidad y proximidad es el valor irrenunciable del restaurante. También la creatividad con la que se expresan en la cocina, dejando ir la imaginación.
Como sabéis que tenemos preferencia por la cocina tradicional, tampoco podemos dejar de sugeriros el Mas Prades. La gran cantidad de productos típicos de la tierra, con especialización por el pescado y marisco del Delta del Ebre y maridado con una cuidada selección de vinos locales, es la materia prima de este restaurante situado en un entorno que es Reserva de la Biosfera.

Ahora, y para bajar la comida, cogeremos la bici y nos recorreremos el Delta de l’Ebre desde Sant Jaume d’Enveja hasta Les Salines. Hablamos de casi 40 kilómetros de una dificultad técnica mediana tirando a suave. De hecho se trata de una zona en la que hay diversas rutas por hacer, tanto en bicicleta como andando. Por poner otro ejemplo, la ruta de Montsianell tiene tres itinerarios: El primero, desde la Ermita del Montsià, pasando por el Pla de la Llosa y terminando en Montsianell. El segundo, iniciando también en la Ermita del Montsià pero pasando por el camí de Tapà antes de llegar a Montsianell. El tercero, desde Les Set Piques hasta Montsianell. El primero y último de 1,5kms, el segundo de 4kms.

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre